5 consejos para montar una fiesta sorpresa

¿Vas a preparar una fiesta sorpresa a algún amig@? Parece una tarea sencilla, pero si no cumples algunos aspectos básicos, puede torcerse. En Tradineur nos hemos propuesto hacerte la vida más sencilla, así que atiende a estos 5 consejos básicos que te ayudarán a que tus planes salgan como los tenías en mente. ¡Sorpresa! 

1) Dedícale tiempo.

Una fiesta sorpresa no se prepara el día antes, pues juegan muchos factores para que todo salga bien. El tiempo, la disponibilidad de los invitados, la condiciones climatológicas, el decidir el espacio donde se va a celebrar, son aspectos que necesitan de cierto margen. Así que diseña pronto tu idea de fiesta.

2) Adecuarla a los gustos del sorprendido.

Imagina que planeas una fiesta llena de comida a alguien que no es amante de la cocina, o que vas a bailar y a la persona sorprendida no le gusta hacerlo, sería un error, puesto que el principal motivo de la fiesta no se cumpliría. Piensa en una fiesta que le guste al sorprendido y oriéntala en este sentido, y piensa en todos los sentidos. Gusto (cocina), oído (música), olfato (velas y perfumes), vista (un lugar agradable) y tacto. ¡Y todo en función del invitado!

regalo-fiesta-sorpresa Esconde los regalos hasta el final.

 

3) Busca ayudantes.

Muchas veces que estemos tan cerca de nuestro sorprendido, puede ser una pista que haga caer la sorpresa. Lo mejor es buscar alguien externo, con quien tengas contacto, pero que no sea obvio asociaros. El podrá despistar al sorprendido, llevarle a algún sitio que no espere y traerlo hasta el espacio de la fiesta. Será divertido cuando se descubra el pastel.

4) No seas obvio.

Pues eso. Si lo llevas un sábado por la noche a un local enteramente apagado, se te ve inquieto y con risas de fondo, va a ser completamente imposible mantener el secreto. Actúa de forma natural si eres tú quien conduce a la persona hasta el lugar de la fiesta.

5) Manda invitaciones advirtiendo la condición de "Fiesta sorpresa".

Siempre puede venir un invitado con el que no se contaba y que chafa la idea. Para adelantarte, manda invitaciones, cierra la lista de invitados y remarca el fin de la fiesta. Sorprender. Con esto además, conseguirás saber qué necesitas en función del número de personas que confirmen su asistencias.

¿Y ahora, ves más fácil tu objetivo?

Deja un comentario