Consejos para que tus hijos jueguen aprendiendo

Cada niño es un mundo y tiene su propia visión de la realidad, sus inquietudes, sus capacidades por desarrollar. Por eso lo mejor es adaptar su tiempo de ocio a sus intereses, siempre aportándole un plus de valores y cultura pedagógica a sus actividades. En Tradineur te damos algunas recomendaciones a la hora de organizar su tiempo de juego.

1) Debe ser siempre de carácter educativo. El fin del juego, a parte de pasarlo bien, es que desarrolle sabiduría, destrezas o capacidades en quien lo practica, sobre todo a edades tempranas. Pueden ser de carácter físico o intelectual. En cualquier caso, dale una vuelta de tuerca a los juegos que practican tus hij@s, fíjate en qué juegan y apórtales ideas que les enriquezcan.

2) Gestionar bien el tiempo. Deben tener una duración determinada a lo largo del día. Y combinarlos con el tiempo de estudio y de otras actividades que no sean de carácter lúdico. Debe entender que en la vida, hay tiempo para todo y no siempre se debe estar jugando. Es sano encontrar equilibrios en todos los ámbitos de la vida.

Los juegos de inteligencia fomentan el desarrollo de capacidades en los niñ@s. Los juegos de inteligencia fomentan el desarrollo de capacidades en los niñ@s.

3) Deben ser juegos sociales, que pueda interactuar con niños de todo tipo. Nuestros hij@s aprenderán así  a relacionarse y a desarrollarse en entornos compartidos. Para ello, las fiestas suelen funcionar bien. Si va a jugar a un juego de mesa, mejor el ajedrez que una maquina. Además, los juegos sociales asociados con las ciencias o el mundo de las letras, suelen desarrollarse de manera más dinámica y aprendiendo a través de los demás.

4) El juego debe transmitir valores, tener un fondo. El respeto, la tolerancia, la solidaridad, la capacidad de superación, el juego está plagado de valores y sólo hay que buscar cómo adaptarlo a las condiciones de las que disponemos. No es lo mismo jugar a darle patadas a un balón, por ejemplo, que jugar en equipo para meter un gol. Es algo sencillo, pero muestra que llegar más lejos es cuestión de ingenio.

5) Buscar un espacio adecuado. Los chicos deben buscar un espacio donde se integren de manera armónica en el entorno, respeten el medio y sepan usarlo como una fuente de aprendizaje. Evita espacios donde creen conflicto con animales y plantas y procura una educación saludable a nivel ambiental.

Deja un comentario