Los cinco accesorios imprescindibles para ir en bicicleta cuando llueve

bici Puede que este verano te hayas acostumbrado a ir en bici a todos los lados pero que con la llegada de octubre, el frío y sobre todo la lluvia, te hayas planteado dejar de utilizarla. Si sigues unos sencillos consejos y tienes los accesorios necesarios podrás seguir disfrutando del pedaleo todos los días que quieras.

1.- Debes estar seco. Una chaqueta impermeable o un poncho son la mejor opción para mantenerte seco, así cuando llegues a tu destino solo tendrás que quitártelo y ni rastro de agua.

2.- Y también visible. Procura llevar colores llamativos y reflectantes ya que la visibilidad se reduce bajo la lluvia. Los chalecos reflectantes son una buena opción para que todos los vehículos te vean.

3.- Gafas. En un día lluvioso las condiciones de luminosidad son bajas y por ello es muy recomendable utilizar lentes cristalinas y de color ámbar, amarillo o naranja. Estos colores incrementan el contraste y podrás ver mucho mejor.

4.- Revisa las luces de la bicicleta. Como ya hemos dicho, la lluvia reduce la visión y por eso es muy importante que te hagas ver. Revisa que no estén fundidas y recuerda que es recomendable llevar una delantera y otra trasera, y que ambas parpadeen para fijar la atención de los conductores en tu bicicleta.

5.- Lubrica tu cadena. Es recomendable que una vez al mes limpies la cadena de la bici con un cepillo y papel y la lubriques para proteger a tu cadena de la lluvia.

Además de estos accesorios también deberás prestar mucha atención cuando pases por un pavimento con charcos, frenar con la rueda delantera primero y con anticipación, equilibrar tu peso en las curvas y usar guardabarros para no mancharte la ropa.

Lo más importante de todo es que estés concienciado de que puedes hacerlo. Así que ya sabes hazte con estos cinco accesorios imprescindibles que podrás tener en tu casa en menos de 24 horas y saca la bici del trastero para empezar a pedalear.