Winter is coming: pon a punto tus radiadores para no convertirte en ‘caminante blanco’

radiadores Date prisa y no dejes que el frío entre en tu casa. El invierno está a la vuelta de la esquina y no hay nada mejor que disfrutarlo al calor del hogar. Para que puedas tumbarte en tu sofá con una fina mantita y disfrutar de las mejores series o películas, tienes que preparar a tus radiadores para la llegada del frío.

Ellos son tus salvadores en invierno pero puede que no les prestes la atención que requieren y solo ruegues que sigan funcionando igual de bien que el invierno pasado. Para no ecomendarte a la fuerza divina y asegurarte de que funcionen tan bien como el primer día te damos cinco consejos para ponerlos a punto.

1.- Purga los radiadores: es lo primero que debes hacer así que coge un destornillador y un recipiente. Debes aflojar la pequeña válvula que tienen para puedan expulsar el aire y el agua que se ha acumulado en los meses de calor.

2.- Limpia los radiadores: la parte externa de los radiadores es importante y debe estar limpia para que el calor no se quede dentro y se extienda por toda tu casa. Usa un paño y nada de productos corrosivos.

3.- Ponlos a prueba: enciende la calefacción aunque todavía no haga demasiado frío para asegurarte de que todo funciona correctamente.

4.- Revisa tu caldera: es recomendable resvisarla una vez al año y qué mejor que hacerlo justo antes de que tenga que funcionar al 100%.

5.- Repasa las instrucciones: aunque pienses que te acuerdas de cómo funciona todo, revisa las instrucciones para que el frío no te pille por sorpresa y no sepas programar la calefacción o poner tu caldera en modo invierno.

Con estos sencillos pasos te asegurarás de que la calefacción y los radiadores funcionen correctamente cuando llegue el frío. Si necesitas cualquier tipo de herramienta para arreglarla entra en Tradineur.com y en tan solo 24 horas la tendrás en tu casa para que el frío no te pille por sorpresa.